lunes, 22 de diciembre de 2008

La casa de Rosas


En la intersección de las calles Aristobulo del Valle y Ecuador del partido de Ensenada (Bs. As.) encontramos esta vieja casa, quizás la mas antigua de la zona, que la historia y la tradición oral vinculan con don Juan Manuel de Rosas.

Se trata de una construcción que se remontaría a 1827 y esta formada por tres cuerpos, con planta alta en el central, con techo de cinc a dos aguas y paredes de ladrillos sin revocar. Fue por mucho tiempo la única residencia de altos de la zona.

Si bien se la conoce como casa de Rosas la propiedad nunca perteneció a el, según los historiadores la edifico un comerciante federal llamado Carlos Puppo luego que se le incendiara su anterior vivienda de barro y paja. Cuando Puppo muere sus descendientes la venden a un tal Narciso Marquez. Posteriormente pasa a manos de don Vicente Calzeta (h) quien luego la vende a Antonio Pompei.

¿Y por que casa de Rosas? Según cuentan los que saben la casona era utilizada como posta por el caudillo en sus viajes hasta el Salado. La versión de la tradición oral de la zona dice que allí vivió una mujer que era visitada por don Juan Manuel de Rosas.

Sea cual fuese la verdad, lo cierto es que el valor histórico de la propiedad es innegable por lo que da una inmensa pena ver en el estado deplorable en que se encuentra. En el año 1997 se derrumbo gran parte del frente de la vieja casona, y en diciembre de 2008 se puede ver con sus puertas destruidas y los pisos de madera casi inexistentes.


La tradición oral también cuenta que muchos intendentes han prometido restaurar arquitectonicamente la casona, pero la verdad histórica dice que ninguno se ha ocupado de ello, por lo que la construcción sigue deteriorándose mirando pasar los años y las promesas de los que tendrían que trabajar en resguardo de los bienes culturales de la comunidad ensenadense.


Datos extraídos de:


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno el post, todo lo que decis es verdad siempre han dicho que van a restaurar la vieja casona pero solo queda en palabras y es una lastima por que es parte de la historia de nuestra ciudad. Seria hora que toda la comunidad de Ensenada realicemos algo para que se ponga en valor la construccion. Exelente el resto del mateial del blog ya que es dificil encontrar este tipo de cosas en la web. Segui adelante
Saludos
Lucia
Ensenada (Bs. As.)

Javier dijo...

Hola Lucia gracias por tus palabras, me alegra mucho que te guste el material de la pagina y seguiremos adelante tratando de difundir nuestra identidad cultural.
Saludos cordiales
Javier

Daniela dijo...

Desgraciadamente al día de la fecha quedan restos de todo esto. Se ven los ladrillos molidos y una parte pequeña queda en pie.
Me da nostalgia ya que mi abuela vivió de pequeña en ese lugar y hoy, como ya lo escribí más arriba...solo quedan restos!